miércoles, 28 de septiembre de 2011

Ese chico, con esa mirada, te pierdes en sus ojos.
Te pierdes en su risa.
Te pierdes en esa voz que reconocerías a kilómetros
y te pierdes en él, porque le amas y cada vez que le ves te derrites

No hay comentarios:

Publicar un comentario